Bendiciones


La Transformación de mi hijo, me esta transformando a mi. Mi Ángel de Amor y Luz. Mi Amor puro y verdadero

Seguir por el Blog

Mostrando entradas con la etiqueta Auto estima. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Auto estima. Mostrar todas las entradas

domingo, 8 de abril de 2018

Abraham-Hicks ~ Pensamientos fáciles para usar todo el tiempo


Gratis descarga audio MP3: http://www.tuvidaahora.com/?p=2211 Abraham-Hicks doblado al español ~ Pensamientos fáciles para usar todo el tiempo ~ La ley de la atracción según las Enseñanzas de Abraham Hicks ♡ Transcripción parcial ♡ Eso toma un montón, toma un montón de auto-control el dejar de controlar. En otras palabras, no es fácil para ti el ... de hecho, casi se siente como contra de lo que estás pidiendo, dices 'se supone que debo hacer cosas que no estoy haciendo', y es lo opuesto 'se supone que debo hacer cosas que me voy a permitir hacer'. ¿Puedes sentir la diferencia? Determinación: Voy a curarme, voy a fijarme una meta, voy a determinar qué hacer, voy a ser la mejor del mundo en eso... Contra la corriente, contra la corriente, contra la corriente...

Abraham-Hicks ~ Pensamientos fáciles para usar todo el tiempo

martes, 3 de abril de 2018

Cuenta esta magnífica historia de tu vida-Abraham-Hicks en español



Abraham-Hicks es considerado por muchos como el mejor maestro de espiritualidad en el mundo actual, aunque el propio “Abraham” no es una persona, es una consciencia o espíritu, y Esther Hicks es el “medium” que expresa su mensaje.  Esther prefiere describir a Abraham como un grupo de “entes no-físicos” o una “conciencia colectiva” comunicándose a través de ella.

El mensaje básico que Abraham canaliza a través de Esther es el de felicidad, amor, bienestar y abundancia. Desde luego, todas sus enseñanzas son profundamente espirituales, y están basadas en la ahora famosa ley de la atracción.


CLIC AQUÍ: La magnífica historia de tu vida

domingo, 1 de abril de 2018

Las Rosas Áureas ó Rosas de Percival

 

Las Rosas de Percival son el fruto de la aplicación de antiguos conocimientos de transmutación y extracción energética circunscritas, en este caso, a las esencias florales de rosas. Estos conocimientos pertenecen a una tradición milenaria según la cual solo hay una enfermedad: la disociación entre alma y personalidad.
Las Rosas tienen dos niveles de utilización:
Una de tipo bionergético, que requiere de una formación especializada que se manejaría, al igual que las Damas Aureas, en una capacitación más específica.
Y un segundo nivel de utilización, más sencillo, enfocado sobre conflictos emocionales que van dejando “huella”, con el paso del tiempo, ensombreciendo y modificando diferentes aspectos de la personalidad, llevando frecuentemente al individuo a la indolencia, la apatía, el exceso de pragmatismo y la falta de motivación por la vida.
Bajo esta utilización, Las esencias de Rosas mejoran la posibilidad de reencontrarse con “la alegría de vivir”, con recuperar el sentido de lo lúdico, lo mágico y lo prodigioso. Son flores para la alegría.
Las Rosas de Percival son once esencias florales, nueve principales y dos complementarias. Las nueve primeras están divididas en tres grupos:
El primer grupo (Rosas 1-2-3): Estas rosas se utilizan para mitigar la resonancia celular de miedo a todos los niveles: inconsciente, concreto, abstracto etc.; y que dificulta la capacidad de acceder a pensamiento trascendente.
El segundo grupo (Rosas 4-5-6): Estas rosas actúan sobre la “memoria” del Sufrimiento, bajo tres aspectos: la culpa, el resentimiento y el dolor; aspectos estos que suelen encadenar al pasado y hacen prevalecer lo existencial frente a lo esencial.
El tercer grupo (Rosas 7-8-9): Estas rosas ayudan a vivificar el presente y a identificar el sentimiento genuino frente al condicionado. Ayudan a equilibrar la “Confrontación” entre “mundo interno” y “mundo externo”.
Las Rosas mejoran la capacidad de asunción de los “DefectosPsicológicos” o defectos de apreciación. La autoaceptación aumenta su eficacia.
La acción de las Rosas de Percival es de orden energético y vibracional, sin implicación biológica alguna y no substituyen a las terapias convencionales.
Las Rosas de Percival y su utilización psicoemocional son las siguientes:
N.º 1.– Rosa de Castilla   Nombre Botánico: Rosa gallica
De utilidad en miedos de origen conocido y en patrones de inseguridad y baja estima. Libera la resonancia celular de miedos primordiales (inconscientes) tales como: Miedo “del no ser”, miedo a la “mancha”, miedo a la “no-pertenencia”.
N.º 2.– Rosa de Virginia   Nombre Botánico: Rosa virginiana
Para los miedos a lo desconocido, a los presagios, a la muerte; útil asociarla en tratamientos de fobias. Libera la resonancia celular de miedos primordiales (inconscientes) tales como: Miedo a la vida, miedo a la desgracia.
N.º 3.- Rosa Trepadora   Nombre Botánico: Rosa banksiae
Para el miedo a perder el control del cuerpo, de la vida y del destino. En situaciones asociadas a pánico o terror. Libera la resonancia celular de miedos primordiales (inconscientes) tales como: Miedo a la Divinidad, a lo “superior”, miedo al castigo, a lo irremediable.
N.º 4.- Rosa mosqueta   Nombre Botánico: Rosa eglanteria
Desarrolla el sentido de la Aceptación. Para el sentimiento de culpa como condicionante de vida. En sentimientos de irremediabilidad y desolación asociados a la culpa. Asunción del error y el fracaso como forma de aprendizaje. Para el sentido de impureza.
N.º 5.- Rosa Espinosa   Nombre Botánico: Rosa pimpinellifolia
Desarrolla el sentido de la Generosidad. Para la insensibilidad y la amoralidad frente al entorno. En sentimientos negativos y duros, como el rencor, el desprecio y el odio. Mitiga la carga psico-celular de resentimiento y crueldad.
N.º 6.- Escaramujo   Nombre Botánico: Rosa canina
Desarrolla el sentido de la Impecabilidad (Justeza). Ayuda a dejar atrás las consecuencias de acontecimientos traumáticos y de sufrimiento. Para la desesperanza y la tristeza. Cuando la vida no tiene mucho sentido. Util en estados de devastación interna.
N.º 7.- Rosa de Alejandría   Nombre Botánico: Rosa damascena
Desarrolla el sentido de la Paciencia. Para estados de impaciencia, desasosiego y angustia tanto por causa conocida como desconocida. Ayuda en la comprensión del perdón y a liberarse de la tendencia al autoengaño. Entendimiento de la energía del Agradecimiento. Relaciona Sinceridad con Verdad => “La Claridad de la Vida”.
N.º 8.- Rosa Rugosa   Nombre Botánico: Rosa rugosa
Desarrolla el sentido de la Humildad. Ayuda a salirse de patrones de coerción y posesividad. Para los celos y el exceso de dependencia afectiva. Ayuda a descubrir el lado “dador” del sentimiento frente al egoísmo. Despierta el sentido de la compasión. Relaciona Sencillez con Certeza => “El Significado de la Vida”.
N.º 9.- Rosa de mayo   Nombre Botánico: Rosa centifolia
Desarrolla el sentido de la perseverancia. Para la tendencia a la huida, el escapismo y al autoengaño. Para sentimientos de atrape, atascamiento y desmotivación. Ayuda a aceptar y “fluir” con las circunstancias y despierta el sentido de lo providencial. Relaciona Ofrenda con Cumplimiento => Anhelo y pasión por la Vida.
Complementarias:
N.º 10.- Rosa Alba   Nombre Botánico: Rosa alba rosae
Desarrolla el sentido de la Atención a sí mismo. Incrementa la capacidad de salir del exceso “conciencia biológica” o mundanidad y diferenciar entre sentimientos propios y ajenos. De utilidad para suavizar cambios energéticos ante un delicado estado emocional. Es muy útil en niños para conservar su “frescura” y su información primordial.
N.º 11.- Rosa Adelaida de Orleans   Nombre Botánico: Rosa sempervirens
Desarrolla el sentido de la Entereza. Para los estados de perturbación que conllevan los cambios y las transmutaciones bioenergéticas. Incrementa el sentido de protección. Protege de la parasitación mental o la excesiva vulnerabilidad psico-emocional. Es un remedio de rescate o urgencia en situaciones de fragilidad emocional.
 Observacioes  y Aplicacion de las Esencias Aureas (Floresl del Alba, Dmaas Aureas y Rosas):
Las Esencias Aureas, tienen una aplicacion smilar al resto de las esencias florales incluidadas las Flores de Bach, pero conlas siguientes excepciones:
1ª  Se aplican o administran siempre en dilución del extracto y no puras (para no variar la resonancia “Aurea”), con excepción de la Flor de Lys y la Flor de Kore.
2ª  Basta con diluir 3 gotas del concentrado para 30 cc. de solución hidroalcohólica (75% agua 25% brandy).
3ª  Se pueden mezclar como máximo tres Esencias Aureas (incluidos los tres sistemas) en un preparado. 4ª  En mezclas con esencias convencionales, no cuentan en cuanto a número máximo de estas.
5ª  No precisan armonizadores o potenciadores.
6ª Tienen  capacidad  de  “auto-conservación”  (cualidad  áurea).  Viéndose  así  menos  afectadas  por radiaciones comunes.
7ª La dosificación y frecuencia promedio, es de 3 gotas 5 veces al día hasta la remisión del desequilibrio energético/emocional.

jueves, 8 de marzo de 2018

Pensamientos fáciles para usar todo el tiempo




¿Qué es Ho'oponopono?


El Ho’oponopono es un arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas.

Ho'oponopono significa “enmendar”, “corregir un error”.

Según esta filosofía, todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y se presenta para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar.

El Ho'oponopono es la tecla de borrar en el teclado de nuestra computadora.

El Dr. Ihaleakalá Hew Len, mi maestro de Ho'oponopono, dice que los hawaianos originales, primeros habitantes de Hawái, solían practicarlo. Morrnah Simeona (la maestra de Ihaleakalá) actualizó estas enseñanzas para los tiempos modernos.
¿Quién fue Morrnah Simeona?
“Limpia, borra, borra y encuentra tu propia PAZ. ¿Dónde? Dentro de ti”.

Morrnah Nalamaku Simeona (19 de mayo de 1913 - 11 de febrero de 1992) fue la creadora de la Auto Identidad a través del Ho’oponopono. Ella fundó Pacifica Seminars en los años setenta. Fue reconocida como una Kahuna lapa´au (sanadora) en Hawái y distinguida como un Tesoro Viviente por el Estado de Hawái en 1983.

“El principal propósito de este proceso es descubrir la Divinidad dentro de uno mismo. El Ho’oponopono es un profundo regalo que nos permite desarrollar una mutua relación con la Divinidad dentro de nosotros y aprender a pedir que en cada momento, nuestros errores en pensamiento, palabra, acto y acción sean limpiados. El objetivo de este proceso es esencialmente lograr la libertad, la completa libertad del pasado”, ha dicho Morrnah.

La Auto Identidad a través de Ho’oponopono utiliza técnicas para crear una mutua cooperación entre las tres partes de la mente o el ser: el subconsciente, el consciente y súper consciente. Eso nos permite reclamar nuestra conexión interior personal con el amor, nuestra Fuente Divina, lo cual nos trae paz, armonía y libertad.

La versión actualizada de Morrnah de esta antigua filosofía hawaiana de resolución de problemas es un verdadero tesoro. Antes de esa versión, la forma de practicar Ho’oponopono decía que toda la familia debía estar presente. Existía un moderador y cada miembro tenía la oportunidad de perdonar y ser perdonado por los demás. Hoy en día, las familias no viven juntas o tan cerca como alguna vez lo hicieron. Reunir a la familia completa y ubicar a todos en un cuarto al mismo tiempo no sería muy fácil.
El doctor Ihaleakalá Hew Len
El Dr. Ihaleakalá fue mi maestro de Ho’oponopono. Él trabajó, viajó y se presentó con Morrnah por años. También actualizó la Auto Identidad a través de Ho’oponopono para hacerlo aún más fácil y más aplicable a los tiempos modernos. El proceso se individualizó para poder practicarlo estando solo, pero trabajando igualmente en forma muy eficaz en toda nuestra línea. Lo que se borra de nosotros se borra también de nuestras familias, parientes y ancestros. ¡El noventa por ciento de nuestros problemas vienen de nuestros ancestros!

Una vez Ihaleakalá me dijo: “Si les hubiera dicho hace diez años que no había nadie afuera, habrían salido corriendo tan rápido como podían. Ahora estamos listos para considerar la idea de que solo existen nuestros pensamientos (memorias), de nuestra familia. No existe nada realmente “allí afuera”, todo está dentro de nosotros y de nuestras memorias”.
Recuerdo una tarde en la que Ihaleakalá volvió de una caminata con lágrimas en sus ojos y me dijo: “Me acabo de dar cuenta de que todo lo que Dios nos está pidiendo es que cuidemos muy bien de nosotros mismos y digamos ‘lo siento’ como niños pequeños. Eso es todo”.
¿Cómo llegué a enseñar Ho’oponopono?
Tomé mi primer seminario con Ihaleakalá en julio de 1997 en Omaha, Nebraska. Ahí fue cuando lo invité a venir a Los Ángeles. Después de un par de seminarios, me di cuenta de que había encontrado El camino más fácil que tanto había estado buscando.

A lo largo de los 12 años que viví con Ihaleakalá, viajé con él a Ámsterdam, Bruselas, Francia, Inglaterra,  Argentina  y muchos lugares en Estados Unidos. Presenté seminarios con él y tuve la bendición de compartir y ser testigo de muchas cosas que no se ven o se comparten con el público en general. Él compartió conmigo las herramientas de limpieza que le surgían durante sus consultas, entrenamientos, meditaciones y sus largas caminatas en Woodland Hills, un suburbio de Los Ángeles.

Entre los años 2000 y 2001, y especialmente porque Ihaleakalá se retiró por un tiempo y no enseñaba,  sentí en mi corazón que yo podía enseñar Ho’oponopono.
Pedí aprobación a The Foundation of I, Inc. (Freedom of the Cosmos). Ellos meditaron –ya que los secretos de Ho'oponopono no son racionales, sino “adquiridos” por quienes conviven con ellos– y fue ahí donde me dieron su aprobación. Ahí fue cuando comencé a enseñar .

Enseñé Auto Identidad a través de Ho’oponopono (SITH) en nombre de la Fundación por varios años, hasta que, en 2004, pedí se meditara la posibilidad de crear mis propios seminarios de Ho’oponopono utilizando el material de la Fundación. Así fue que obtuve el permiso para crear mis propios seminarios de Ho’oponopono.
La primera vez que se presentó Ho’oponopono en Irlanda, lo dimos Mary Koehler y yo y fue muy curioso, porque Ihaleakalá se inscribió como alumno.

En noviembre de 2008, luego de muchos años de dedicarme a dos trabajos, la inspiración me indicó que había llegado el momento de dejar mi muy estable profesión de contadora especializada en impuestos en Los Ángeles. En aquel momento no tenía ahorros ni estaba libre de deudas, todo lo contrario. Pero como cada vez que hice cosas ilógicas, que tomé decisiones sin sentido y confié, obtuve los resultados más asombrosos.
Ahora estoy libre de deudas y viajo por el mundo enseñando Ho’oponopono de una manera práctica y muy concreta,  debido a invitaciones que me llegan constantemente,. EL SECRETO del Ho'oponopono se aplica perfectamente al cambio de paradigmas que vivimos en estos momentos.
¿Puedo enseñar Ho’oponopono a otros después de tomar el seminario?
El Dr. Ihaleakalá Hew Len dice: “El material de Auto Identidad a través de Ho’oponopono es material espiritual. El usar estos materiales conlleva una tremenda preparación y limpieza. El usar material con derechos de autor sin autorización de la Fundación como trampolín trae consecuencias muy negativas. En cambio, para aquellos que lo utilicen para sí mismos, los beneficios son enormes. La elección es tuya”.
En mi opinión personal, antes de empezar a enseñar Ho’oponopono, es necesario tomar el seminario muchas veces. El subconsciente necesita escuchar la información repetidas veces para reprogramarse y hacer esta limpieza en automático las 24 horas del día. Yo personalmente debo haber tomado el seminario unas doscientas veces, por lo menos. Tampoco corrí a contarles a todos sobre Ho’oponopono cuando lo tomé por primera vez. Tenía bien claro que era yo la que lo tenía que practicar, especialmente si quería ayudar a otros. Al hacerlo, lo que se borraba de mí, se borraba de todos.  Por eso me llama la atención cuando la gente piensa que, como ya tomó el seminario una vez, lo sabe y lo puede enseñar. Eso solo me muestra y confirma lo ignorante, arrogante y limitado que es nuestro intelecto.
El Ho’oponopono no se enseña solo a través de las palabras. Por ejemplo, hay que preparar la sala en una forma especial y tener la bendición del Universo (como el tener permiso para transmitir) para que nos ayude a limpiar (por eso los milagros que suceden muchas veces durante y luego del seminario e inclusive la gente que los toma en ausencia por el beneficio de estar allí y recibir esas bendiciones). Por otra parte, hay que saber limpiar en automático para ser guiado por la inspiración.  La limpieza de uno es lo más importante durante el seminario y de esto se beneficia la gente que participa. De otra forma, podemos hasta perjudicar a la gente que viene al dar la información incorrecta, porque nosotros no sabemos lo que es correcto y perfecto para ellos.
El intelecto escucha de forma limitada y luego hace sus propias interpretaciones. Muchas veces incluso no escucha porque está muy ocupado pensando, comparando  y opinando. Por eso, después, cuando se transmiten los conceptos, es como el juego del teléfono roto. Cuando le llega a la gente ¡¡la información está cambiada!!
Para dar una idea, una de las cosas principales que aprendemos en el seminario de Ho’oponopono es que nosotros somos los que tenemos que hacerlo. Aprendemos que nosotros podemos cambiarlo, que lo que se borra de nosotros se borra de todos y que al cambiar nosotros, todo y todos cambian, que si queremos ayudar ¡debemos hacer el trabajo nosotros!
No hay nadie afuera. Entonces, ¿a quién se lo vas a enseñar? Ahí nos damos cuenta de que, quienes pretenden ensenar Ho'oponopono por haber tomado un seminario, en realidad no han entendido esta filosofía, ya que el Ho'oponopono es un proceso interior, no una receta que se enseña después de aprenderla de memoria. Es una enseñanza que se demuestra con el propio ejemplo.
En resumen, si deseas verificar al maestro, cuando busques un entrenamiento de Ho’oponopono, pregunta cuántas veces ha tomado el maestro el entrenamiento y con quién. Averigua cuántos años hace que lo practican y cuándo fue la última vez que participaron en un entrenamiento. Asegúrate de preguntar si solo hace Ho’oponopono o si practica otras cosas. ¡De ningún modo su niño interior (mente subconsciente) realizará la limpieza en forma automática si cabalga diferentes caballos! Mientras estés explorando con quién tomar el entrenamiento, suelta y confía tu propia Inspiración. Esta es tu herramienta más poderosa.



Alcohol, tabaco, culpa y antojos-Abraham Hicks



miércoles, 7 de febrero de 2018

El Perdón


SERIE DEL PERDÓN,3º ARTÍCULO DE JORGE LOMAR

Si el ataque no te hace feliz ¿por qué insistir? En los artículos anteriores de esta serie hemos visto cómo en nuestra mente se ocultan una serie de programas que, a no ser que estemos atentos, conseguirán que en cualquier momento ataquemos a cualquier cosa.

Puede ser que el ataque solo sea mental, pero aun así, tendrá sus consecuencias emocionales. Si el ataque ya es emocional, viviremos momentos intensos de sufrimiento en alguna relación con los demás. Si el ataque es interno, en forma de culpa, nos sentiremos pequeños, temerosos y aislados. Si el ataque es físico, nos sentiremos heridos o fracasados. Siempre hay pérdida unida al ataque. ¿Por qué atacamos entonces?

ATAQUE MENTAL

Para tener alguna conciencia de cómo atacamos a los demás y cómo nos atacamos a nosotros mismos, es preciso estar dispuesto ver los mecanismos de ataque en donde todo comienza: el ataque mental. Se manifestará en cierto tipo de pensamientos y sus correspondientes emociones consecuentes. Ambos verifican los programas de ataque que están ocultos en nuestras creencias, nuestra manera de ver el mundo y nuestro concepto de “yo”.
El ataque mental es cualquier tipo de pensamiento que nos separa de algo, que pretende dañar o que simplemente menosprecia, limita o debilita. Se siente como aquello que llamamos “negatividad”, independientemente de que el ataque esté dirigido hacia algo externo o hacia ti mismo.
Cuando culpamos, criticamos destructivamente, hacemos bandos, juzgamos a alguien, e incluso cuando lo clasificamos, especialmente si lo clasificamos de inútil o de peligroso, estamos atacando mentalmente. A partir de ese momento, surge una barrera emocional o energética que por un lado nos separa de la otra persona, y por otra nos mantiene presos a ella, ya que al ser un “enemigo”, una parte luchadora de nuestra mente permanecerá en constante vigilancia con respecto a esa persona. Esa parte de nuestra mente ha sido entrenada para hacernos sobrevivir, es rígida, sistemática y suele olvidarse de todo en pro de defendernos. Es primal, muy antigua, emocional y poderosa, cuyos surcos están profundamente arraigados en nuestra mente.Ese mismo ataque puede dirigirse contra una idea, una circunstancia, una raza, una profesión, contra el mundo o incluso contra Dios, cualquiera que sea el sentido que este concepto tenga para ti. Y en cualquier caso se habrá abierto un toque de queda en tu mente.

EN DEFENSA PROPIA

Si estás recibiendo algún tipo de ataque físico mientras lees este artículo, te aconsejo que intentes escapar o si no puedes, te defiendas físicamente como puedas. Esto es evidente y no es el nivel de trabajo del perdón. Como ya hemos dicho en los artículos anteriores, el perdón es un profundo acto interior. Perdonar no significa que no te defiendas de un ataque evidente. Perdonar se refiere a todos los casos en los que puedes hacer un ejercicio de autoconciencia, darte cuenta de qué es lo que estás defendiendo y qué pretendes con tu ataque.

El recurso “en defensa propia” lo estamos usando en muchas más situaciones que en los ataques físicos y directos. Lo empleamos constantemente ante cualquier percepción de ataque. Por ejemplo, cuando sentimos que se nos ha atacado verbalmente, se abren más posibilidades que simplemente responder con más ataque. Pero para ello habría que estar muy atento y bastante entrenado en el perdón. Si llevas tiempo trabajando, es más probable que puedas darte cuenta de lo que ha ocurrido cuando has recibido ese ataque verbal. Por un momento, sientes perfectamente qué es lo que en ti se ha sentido vulnerable. También puedes sentir qué es lo que en la otra persona se ha sentido vulnerable para haber tenido la necesidad de atacarte. En ese instante ya has encontrado un portal por el que puede entrar tu perdón, existe un vínculo entre la otra persona y tu. Ambos sois vulnerables, ambos estáis defendiendo vuestro “yo”. Entonces puedes llegar a comprender por qué tiene miedo el otro o porqué se ha sentido ofendido. E incluso puede que no entiendas los motivos del otro, pero te des cuenta de que aquello que se ha puesto a la defensiva en mi, solo es mi propia sensación de debilidad. Y eso es lo que pretende el ego, que hagas caso siempre a tu debilidad, que te identifiques con ella.

EN DEFENSA DE LA VERDAD

También atacamos cuando alguien tiene una idea distinta de la nuestra. Parece que hay una parte dentro de ti que se retuerce y se siente herida simplemente porque otra persona tiene una visión distinta del asunto. Esa parte dentro de ti no es más que un programa que va a colocar inmediatamente a la otra persona en otro bando. En poco tiempo la ha catalogado de “enemigo”, aunque sea a un nivel sutilmente subconsciente y ni tu sepas que haya sucedido esta inmediata clasificación. Tú te has sentido identificado con una opinión, y si la opinión es rebatida, la defiendes del mismo modo que si fuera “en defensa propia”. Puede, incluso, que pienses que tu opinión es la verdad, y que eso te justifica para defenderla, atacando al otro. Sin embargo, la verdad no necesita ser defendida. No es necesario hacerle ver al otro la verdad si él no quiere.


LA VERDAD NO NECESITA SER DEFENDIDA.

Muy relacionado con la creencia de tener que defender la verdad atacando a otro, está la idea de utilizar la culpabilización como herramienta didáctica. ¡Para que aprenda! ¡Lo hago por tu bien! En realidad el ataque pretende dañar, no pretende en absoluto que el otro aprenda nada, ya que sin duda, ese no es el modo de enseñar nada a nadie. La acción que surge de este pensamiento pretende aliviar la ira, proyectar la culpa y quedar por encima, es decir, establecer el poder sobre otro. Lecciones de separación y conflicto, en definitiva.

En otros casos, una persona puede hacerte sentir ofendido solo con su presencia. La defensa propia también puede saltar para justificar tu ataque. Solemos decir que esa persona tiene mala energía o no nos produce “feeling”. Pero este planteamiento ha cometido el primer error de quien realmente se dedica a trabajar el perdón. Se ha colocado al problema fuera de tu mente. El mal “feeling” que percibes en el otro ha surgido en tu propia mente y precisamente de su manera de percibir al otro. Tú tienes el poder de cambiar tu percepción de él en lugar de derrochar energía juzgando.

Muy habitualmente, es nuestro estilo de vida el que se ve amenazado por alguna causa percibida en el exterior, y la defensa propia se fusiona con el profundo miedo al cambio que suele paralizarnos cuando se tambalea nuestro marco de comodidad.

En este mismo contexto, es muy habitual que ataquemos “en defensa de mi imagen”. Defender la propia imagen a veces se refiere al prestigio o al honor como si todo eso fuera la parte esencial de tu identidad, la máxima verdad que te sustenta. Te puedes imaginar cómo salta esta “defensa propia” en estos casos, como si fuera un resorte. Bajo este modelo de pensamiento, toda tu seguridad, comodidad y estilo de vida está orquestado en el modo en que te ven los demás. Si eso fracasa, tu trabajo, tu poder, tu aparente identidad se podría venir abajo. En definitiva, cualquiera que sea la imagen que uno quiere preservar ante los demás, muchos de los ataques mentales a los que recurrimos pretenden defender tu personaje. Incluso en ocasiones, se defiende un personaje débil, victimista o enfermizo, ya que se cree necesitar esa consideración por parte de los demás.

EN DEFENSA DE OTRO

En otros casos, nuestro ataque se justifica porque estamos defendiendo a otra persona a la cual consideramos indefensa (por si alguien se ha olvidado, vuelvo a colocar el ámbito de trabajo fuera de los ataques físicos, sino en los ataques psicoemocionales).La mayor parte de las veces, lo que hacemos es tomar partido automáticamente por algo en lo que estamos involucrados emocionalmente. Es decir, parecemos defender a otro, pero en realidad estamos defendiendo un interés propio. A veces el interés propio es tan sutil como una lealtad, una amistad, una simpatía o un lazo familiar que parece obligarte a entrar a formar parte de un conflicto.
Muchas veces surge nuestra ira cuando vemos sufrir a las personas que más queremos. Eso te hace sufrir mucho y muy a menudo  es este mismo sufrimiento el combustible de nuestro ataque. Basta con que le des suficiente crédito a estos pensamientos para verte envuelto en cualquier tipo de guerra o conflicto.

ATACAR PARA CONTROLAR

Una gran cantidad de energía mental mal canalizada está destinada a atacar a otras personas con el fin de que hagan lo que tú quieres. Nos resulta familiar, al haber sido educados de esta manera es un programa profundo. Para muchos padres no existe recurso alguno más allá del grito o la amenaza para movilizar a sus hijos. Y este mecanismo se suele transferir de padres a hijos, de hermanos a hermanos. ¡Cuántos conflictos surgen entre los humanos porque unos intentamos modelar a otros a nuestra imagen y semejanza!Aceptar al otro, respetar sus motivos y todo el paradigma que lo sostiene es un sofisticado arte que toda persona debería estar interesado en comenzar a practicar. El programa del control, igual que cualquier otro, se puede cambiar. Porque cuando das libertad, te liberas.
Cuando das libertad, te liberas


ATAQUE A MI MISMO

Cuando nos sentimos incapaces de algo, cuando nos preocupamos por algo que podría pasar, o cuando tememos que algo se repita, así como cuando nos culpamos de algo, nos estamos atacando mentalmente a nosotros mismos. Entonces nos sentimos fragmentados, divididos por dentro, deshechos en nuestra autoestima.
El ataque a mi mismo puede venir de la mano de un error que aparentemente hemos cometido, y sobre el cual nos juzgamos a un nivel de identidad, algún susurro programado que subliminalmente te dice “eres malo”. Como si se olvidase que cometer errores es lo más natural en el ser humano, que el mundo que vemos es imperfección en estado puro y que la mejor actitud que podemos tomar ante los errores es aprender y perdonar.
Un error es un punto álgido de aprendizaje, ser consciente de él lo convierte en un éxito.Cualquier éxito de nuestra vida habrá estado precedido por multitud de errores. Y más aún cuando llevamos la escena al ámbito de las relaciones humanas.

Hay personas que piensan, aunque sea sin darse cuenta, que culparse duramente por un error le ayudará a aprender mejor, y de nuevo, hacen de la culpa su herramienta didáctica. Sin embargo, el aprendizaje no puede funcionar mediante el ataque. El ataque, precisamente, provoca el ambiente mental que impide cualquier aprendizaje. Será mucho más productivo que te sientas bien mientras observas la mecánica de un error e intentas aprender. Tu energía mental estará limpia, no necesitará defensas y tu mente se mantendrá fresca y abierta.

Cuando la motivación de un aprendizaje es el miedo, es posible que tu motivación la consideres muy importante, pero el proceso de aprender se hará muy difícil. La mente que realmente aprende está aprisionada entre las defensas y límites que le impone la mente que lucha.

Una preocupación o miedo recurrente, es otra forma sutil de ataque a ti mismo que pone en guardia a la parte defensora de tu mente, y te manifiesta debilidad y desconfianza. También el miedo se puede perdonar. Para perdonar cualquier preocupación o miedo, debes darte cuenta de que estás temiendo a tu pasado, y de que ese mecanismo será empleado por el ego para debilitarte mediante hipótesis terroríficas proyectadas en tus fantasías de futuro. 

También ayudará cuando te des cuenta, de una vez por todas, de que lo único que puedes controlar en tu mundo es tu mente, y este poder es absoluto. Pero no intentes controlar antes a tu mundo que a tu mente, o tu mundo acabará controlando a tu mente y a ti.

COMPASIÓN

Compasión no es lástima. Cuando alguien te da pena, lo sitúas por debajo de ti y en realidad, lo separas de ti. Compasión no es simpatía. Puedes sentir compasión por alguien y no estar de acuerdo con su manera de ver el mundo. Compasión no es sentir lo mismo que siente el otro. Si eso fuera compasión, dos personas enfadadas estarían en actitud compasiva. 

La compasión tiene dos niveles, uno humano y otro espiritual. Al nivel humano sí se emplea la empatía, que significa que percibes con absoluta claridad lo que el otro siente. Por supuesto, cualquiera podría decir que es imposible que dos personas sientan lo mismo al tener mentalidades y experiencias completamente distintas. Sin embargo, cuando una persona es lo suficientemente madura y autoconsciente como para haber desarrollado la empatía verdadera, sabe que los sentimientos humanos son muy básicos y siempre los mismos sin importar edad, género, raza, ideología o generación. Y a este nivel puede conectar con la otra persona.

La mente humana dispone de dos partes. Una de ellas se dedica a defender, a luchar, está en controversia con todo lo que ve, analiza y desmenuza, busca el defecto constantemente, ve peligro en todas partes, y provoca todos los conflictos que vive. De esta parte de la mente hemos estado hablando al referirnos a los distintos tipos de ataque mental.

La otra parte solo tiene el objetivo de aprender, unificar, y caminar pacíficamente hacia la verdad, busca crecer y expresar amor. Esta parte te conecta contigo mismo, con los demás y con todo.

La compasión sucede cuando te sitúas en esta parte de tu mente. Puedes hacerlo con solo desearlo. Entonces, todos los ataques que habías urdido y percibido comienzan a verse de otra manera. Al entrar en el modo de aprendizaje, comprendes el miedo que el otro siente. ¡Cómo no ibas a comprenderlo! Te has pasado toda tu vida sintiendo miedo. Descubres que, bajo la apariencia peligrosa, iracunda o dolorida de la otra persona, hay una vulnerabilidad que compartes con él. Lo puedes percibir como a un hermano en este viaje de aprendizaje, y te unes a él en la vulnerabilidad humana.

A un nivel más profundo, la compasión es descubrir que bajo todos los disfraces que tanto yo como el otro interpretamos, está el Ser, la Vida sin límites  ni forma, el Amor puro que somos. Alguno se le llama “ver la luz”. Ver su Verdad. Ver tu Verdad.

Si, ¡somos humanos! Muchas veces no será nada fácil ver la esencia del otro tras sus convincentes disfraces que hacen saltar por los aires nuestro equilibrio emocional y disparan automáticamente nuestro juicio más duro. ¿No resulta extraño que nuestra mente esté tan entrenada en mil maneras en hacernos daño? Pero bajo todos esos programas, nuestra esencia reclama que regresemos al conocimiento de la verdad. Entonces, desde la verdad, podremos ver los programas de sufrimiento con tanta facilidad que dejaremos de creerlos, y por tanto, los desconectaremos. ¡Programa desinstalado satisfactoriamente! ¡Qué gran liberación!

Muchas de las veces no somos capaces de ver la paz y el amor profundos en el otro hasta que nos centramos y vemos la paz y el amor profundo en nosotros mismos. Si has podido descubrir un ataque mental en tu vida, ya sea emitido o recibido, recuerda que dispones del don de la compasión. Es una parte profunda y esencial de tu mente. Cuando puedas, desplaza por un momento tu atención de los programas de dolor y dedica unos minutos de silencio a encontrar esta parte de ti, tu verdadera identidad, y desde aquí, vuelve a mirar lo que pasó.Un trabajo irremediablemente unido al perdón profundo consiste en ejercitar la conciencia de lo que eres realmente, la conciencia esencial. La experiencia de saber lo que somos nos llevará a ver de otro modo, a nosotros mismos y a todo lo que percibimos. Es el salto a la conciencia espiritual
Fuente: PUBLICADO EN UNIVERSO HOLÍSTICO EN DICIEMBRE DEL 2009

Resumen de lo que se habla en el vídeo que está al final del artículo:
El programa de supervivencia está ahí porque hay una profunda creencia en la muerte.
Epicúreo: “O Dios es también sufrimiento, dolor y culpa o este mundo no lo ha creado Dios”, este mundo que estamos percibiendo es una creación mental..

Sobre el perdón…. Pase lo que pase siempre elige paz, dentro, que no significa sumisión.
Cada perspectiva en la que te sientes que estás solo es falsa, siempre estás interconectado con todo. La perspectiva de que algo estás haciendo a solas o por tu cuenta, es siempre falsa,….  siempre vas a tener que RENDIRTE a lo que te pasa, a lo que la vida te trae, a la conexión con los demás, tu eres parte de un río que está fluyendo, muchas veces creemos que sabemos más que la vida e intentamos manipular y cambiar al otro… Todo lo que está a tu alrededor, eres tu, cualquier lucha con lo que hay ahí afuera, es una lucha contra ti mismo, cualquier ataque fuera es un ataque dentro, esa es la mirada del PERDÓN..
Responsabilizarnos y ACEPTAR nuestro sentir…. “tú no me molestas, ME MOLESTAN MIS PENSAMIENTOS SOBRE TI, no me molesta lo que pasó me molestan LOS PENSAMIENTOS REPETITIVOS OBSESIVOS CULPABILIZANTES, sobre lo que pasó”  

Nuestros niños interiores están metidos en una cueva, nunca los quieres mirar, nunca les quieres dar la luz de tu conciencia, de ver lo que sientes.. negamos el sentir de nuestro niño.
El verdadero perdón es siempre interno, de uno mismo, sensación de paz.
Estoy perdonando todas esas diferencias que he establecido dentro de mi.
Las cárceles es el centro social de la culpa, la gente está haciendo penitencia peni=dolor, el programa te dice que para crecer tienes que sufrir dolor, entonces entendemos que la justicia es un castigo, es la venganza, la venganza es justicia.. esto es una cadena de ataques y defensas, eso es lo que provoca el programa, y de lo que se trata es a través del perdón hacer una cadena de PERDÓN
Pasos para entrar en ese camino del perdón..

1er paso: Acepto el SENTIR, me quedo con él –esto es como abandonar la proyección, me ocupo de lo dentro en lugar de lo de fuera, me ocupo de mí, me centro en mí, me doy cuenta de este sentir, le atiendo le honrro, le dejo su espacio, su tiempo.
2º paso: Tomo la RESPONSABILIDAD me doy cuenta que el conflicto está en mi mente no fuera, ya definitivamente he dejado de proyectar.
3er paso, es el más importante PIDO AYUDA, me doy cuenta que una mente programada NO  puede arreglarse (desprogramarse) a sí misma, hace falta esa parte de la mente que es ilimitada que limpie con su luz a la parte programada.
Tengo que darme cuenta de que no entiendo nada de que no sé nada, no sé cómo se originó el universo, no sé porqué estamos aquí, no sé cual es tu propósito ni el mío, no sé a dónde vamos… LO ENTREGO TODO, ahí estoy pidiendo ayuda, y ahí es donde recibes la paz, sientes la paz, sientes que estás siendo curado.
4ª paso,  ACEPTA LA SANACIÓN, esto significa que va a volver el programa una y otra vez a ofrecerte la alternativa del ataque fuera o del ataque dentro con culpa victimismo, o ataque fuera… y una y otra vez vas a tener que elegir PAZ en ese mismo tema, hasta que esa idea es profundamente elegido, y ese aspecto de tu vida esa capita de cebolla de tu yo (ego) acaba de ser vencido, y entonces sientes una liberación, ha cambiado tu percepción.        

Nos deberíamos centrar en esas personas que tenemos a nuestro alrededor, tus hijos, tu pareja, tus padres, tus jefes compañeros de trabajo, tus amigos, esas personas es donde se trabaja el perdón y ahí está tu máxima inspiración y tu máximo conexión espiritual. Luego hay otro trabajo de perdón impersonal, mientras vas por la calle, en el metro, con los que te cruzas, esas personas que parecen distintas o que de repente nos asustan. No hay mayor inspiración que el día a día, las relaciones humanas.  ELIJO PAZ AHORA.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=xn1QrDUybaU&feature=youtu.be[/youtube]
Jorge Lomar • Visión Cuántica en el Perdón Auténtico
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=kyONvCEG61s&feature=player_embedded#![/youtube]

Ver desde el corazón y sentir desde el corazón.
Ya podemos amar de verdad, verdad
Es muy importante que aprendamos el perdón de la forma que sea.
Qué bueno que ahora ya están haciendo nuevas concepciones de la realidad sin ser dualista….

Buscar en You Tube: Conferencia “Un nuevo concepto del perdón” en Durcal (Granada)

Oyendo su vídeo estas son sus palabras:

Tu niño interno sufre por tanto tu percepción emocional es errónea y estás dejando de ser comprensión y haces caso al profesor del miedo, del ataque del sufrimiento….
La paz y la sabiduría interior te piden que dejes las armas. Deja las armas internas: el ataque mental, la culpa el miedo, la culpabilización.
Eres un adicto al programa del conflicto. Tengo que manipularme y programarme a mi mismo. Yo soy amor y lo único que necesito es sacar el programa que no me deja sentir el programa del amor.
Amor es estar bien con este momento, sin manipulaciones, sin exigencias, sin demostrar nada, no tengo nada que venderos, ni que compraros, confío en este momento.
Esto te enseña el perdón. En el momento presente.
Esto es un proceso que estamos viviendo que estamos juntos en el proceso. Estamos juntos en el proceso y debajo de todo lo que nos separa debajo es consciencia, amor, aceptación.
Lo bonito es experienciarlo, no escuchar a un tío loco que te lo cuenta.
El camino del perdón te cambia la mentalidad. Tanto tiempo viviendo como un guerrero y para luego darte cuenta que el ataque no tiene ningún sentido.
Si te atacan el cuerpo defiendete y luego trabaja el perdón. Siente la emoción y aceptala tal y como es.
El trabajo del perdón es sorprendente. De repente eso que tanto te importaba cambia y no sabes como ni porque. Estabas poniendo todo tu ego, todo tu éxito o todo tu fracaso en un punto.
Perdonar significa :  per es constante y totalmente y donar es donar…
La vida te hace una pregunta: Vas conmigo o vas por tu cuenta.??? Acepto todo y si quieres luchar el amor espera.
No se puede imponer amor. Tienes que esperar que ocurra y que la condición es que abandones las armas, que salgas del campo de batalla.
Las personas que están ahí fuera son las mismas que yo.
Cuando estoy en la mente que ataca estás atacando y si estás en la mente que perdona perdonas dentro y fuera.
El programa te pone fuera en el campo de batalla. Te pierde tu capacidad de comprensión y tu mente está enferma.
Si tu pareja te dejara y sacando el bazoca vas a solucionarlo. El programa te dice que para quitar el sufrimiento tienes que poner sufrimiento.
El perdón para el conflicto y el perdón te da la posibilidad de conectarte con tu sabiduría interna.
Estamos haciendo caso al programa que nos manda a la mili.
El programa trae todo lo del pasado para impulsarte a lucha.
El programa te enseña a luchar.
Si ataco al programa, soy el programa de ataque.
Estoy atacando al sistema de pensamiento, una mentalidad un software
El programa que es ego es un software y un sofware se puede cambiar.
El bucle del pensamiento sentimiento se limpia con el perdón. Hay un progama histórico que desde el subconsciente funciona.
Aquí tengo que cuestionar mi sistema de pensamiento porque creo que aquí ha habido una injusticia. La comprensión nos espera. Y nos dice: Te sientes víctima, te espero.
Me rindo salgo del campo de batalla. Me rindo  a una sabiduría superior.
Fuente: El mismo vídeo.

Fuente: Jorge Lomar
Fuente: http://www.lavidaesfacilydivertida.com/?p=10467