EN TU MEMORIA. MI AMADO HIJO ADRIÁN. MI AMOR PURO Y VERDADERO. MI ÁNGEL DE AMOR Y LUZ. ERES AMADO



Nadie más conocerá la Fuerza y el Amor de mi Amor por Ti.Después de todo, eres el único que conoce cómo suena mi corazón desde dentro.
En tu memoria. Mi amado hijo Adrián. Mi amor puro y verdadero. Mi Ángel de Amor y Luz. Eres Amado. Mamá

EN TU MEMORIA AMADO HIJO ADRIÁN TE ENVÍO LUZ Y AMOR

EN TU MEMORIA AMADO HIJO ADRIÁN

TE ENVÍO LUZ Y AMOR


EN TU MEMORIA MÍ AMADO HIJO ADRIÁN.

CLIC AQUÍ: Encienda una vela. Bendiciones

GRACIAS




HIJO MIO ADRIAN. ERES AMADO


GRACIAS A TOD@S POR COMPARTIR

BENDICIONES

����������������



❤❤❤☀❤❤❤☀❤❤☀❤❤Altar en memoria de mi amado hijo Adrián. Te envío Luz y Amor❤☀❤❤☀❤❤❤☀❤❤☀❤❤❤☀❤❤☀❤❤❤


“Perdónate por no saber lo que no sabías antes de aprenderlo

Adrián hijo mío amado, eres Luz y Amor puro y verdadero

La mariposa misma es el cambio, es un ser que mediante un duro esfuerzo atraviesa una larga y lenta metamorfosis para convertirse de oruga a mariposa. La mariposa es entonces un símbolo de evolución, de belleza, de gracia, de la naturaleza y de la vida misma, pasa de arrastrarse en la tierra a tocar el azul del cielo con una sensación de libertad y ligereza, su capacidad de transformación encarna los cambios, evolución y potencialidades del ser.
Bendiciones

Para traducir el Blog a otro idioma

Seguimiento a través de Google

Bendiciones


La Transformación de mi hijo, me esta transformando a mi. Mi Ángel de Amor y Luz. Mi Amor puro y verdadero

Compañeros de ruta: Gracias por compartir

Mostrando entradas con la etiqueta Relaciones entre padres e hijos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Relaciones entre padres e hijos. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de marzo de 2017

RELACIONES ENTRE PADRES E HIJOS


Resultado de imagen de hijos e tolle
Cuando se tienen hijos pequeños, se les debe dar ayuda, orientación y protección en la medida de lo posible, pero lo más importante es darles espacio para ser.
Los hijos llegan al mundo a través de nosotros, pero no son "nuestros".
La noción de "Sé lo que es mejor para ti" puede ser cierta cuando son muy pequeños, pero mientras más crecen, más pierde validez.

Con el tiempo cometerán errores y tendrán sus aflicciones, como todos los seres humanos. En realidad, podrán ser errores solamente desde nuestro punto de vista. Lo que vemos como error podría ser exactamente lo que necesitan hacer o experimentar.
Debemos darles tanta ayuda y orientación como podamos, pero debemos permitirles cometer errores, en especial cuando comienzan a entrar en la edad adulta. En ocasiones también debemos dejarlos sufrir.

¿No sería maravilloso si pudiéramos ahorrarles todo ese sufrimiento?
Claro que no. No evolucionarían como seres humanos y permanecerían en la superficie (inconscientes), identificados con la forma externa de las cosas.
El sufrimiento nos ayuda a adentrarnos en nosotros mismos.

Cuando ellos sufran, podemos enseñarles a permanecer presentes y explicarles que su sufrimiento es producto de su mente (ego). Que observen ese dolor, sufrimiento, sin identificarse con él. Siendo los espectadores de si mismos.
La humanidad está destinada a trascender el sufrimiento, pero no de la manera como piensa el ego.

El propósito del sufrimiento es promover la evolución de la conciencia y trascender el ego.

El proceso se hace más lento en la medida en que nos resistimos al sufrimiento. Sin embargo, cuando aceptamos el sufrimiento se acelera el proceso gracias al hecho de sufrir conscientemente.

La transmutación ocurre cuando somos conscientes del sufrimiento.
Debemos acoger (aceptar, abrazar) el sufrimiento para poder trascenderlo.

Eckhart Tolle

Vídeo de Eckhart Tolle: "Practicando la presencia con unos padres difíciles":


martes, 21 de febrero de 2017

SI, PUEDO DECIR NO: ENSEÑE A SUS HIJOS A SER ASERTIVOS



De gran utilidad para padres y educadores. En un mundo difícil para los jóvenes, ¿cómo decir no a los hijos?. ¿Cómo conseguir que ellos mismos se independicen del lastre de un entorno que parece invitarlos a un camino equivocado, con apariencia de normalidad?. Por el autor de Cuando digo no, me siento culpable .

Libro de Manuel J. Smith

Si puedo decir no: ENSEÑE A SUS HIJOS A SER ASERTIVOS

https://www.edicionesobelisco.com/files/articulo/pdf/20141006103708.pdf

lunes, 20 de febrero de 2017

RELACIONES ENTRE PADRES E HIJOS

Cuando se tienen hijos pequeños, se les debe dar ayuda, orientación y protección en la medida de lo posible, pero lo más importante es darles espacio para ser.
Los hijos llegan al mundo a través de nosotros, pero no son "nuestros".
La noción de "Sé lo que es mejor para ti" puede ser cierta cuando son muy pequeños, pero mientras más crecen, más pierde validez.

Con el tiempo cometerán errores y tendrán sus aflicciones, como todos los seres humanos. En realidad, podrán ser errores solamente desde nuestro punto de vista. Lo que vemos como error podría ser exactamente lo que necesitan hacer o experimentar.
Debemos darles tanta ayuda y orientación como podamos, pero debemos permitirles cometer errores, en especial cuando comienzan a entrar en la edad adulta. En ocasiones también debemos dejarlos sufrir.

¿No sería maravilloso si pudiéramos ahorrarles todo ese sufrimiento?
Claro que no. No evolucionarían como seres humanos y permanecerían en la superficie (inconscientes), identificados con la forma externa de las cosas.
El sufrimiento nos ayuda a adentrarnos en nosotros mismos.
Cuando ellos sufran, podemos enseñarles a permanecer presentes y explicarles que su sufrimiento es producto de su mente (ego). Que observen ese dolor, sufrimiento, sin identificarse con él. Siendo los espectadores de si mismos.
La humanidad está destinada a trascender el sufrimiento, pero no de la manera como piensa el ego.

El propósito del sufrimiento es promover la evolución de la conciencia y trascender el ego.

El proceso se hace más lento en la medida en que nos resistimos al sufrimiento. Sin embargo, cuando aceptamos el sufrimiento se acelera el proceso gracias al hecho de sufrir conscientemente.

La transmutación ocurre cuando somos conscientes del sufrimiento.
Debemos acoger (aceptar, abrazar) el sufrimiento para poder trascenderlo.

Eckhart Tolle