HONRO TU MEMORIA. MI AMADO HIJO ADRIÁN. MI AMOR PURO Y VERDADERO. MI ÁNGEL DE AMOR Y LUZ. ERES AMADO


Nadie más conocerá la Fuerza y el Amor de mi Amor por Ti, después de todo, eres el único que conoce cómo suena mi corazón desde dentro.
Honro tu memoria, mi amado hijo Adrián, mi amor puro y verdadero.
Mi Ángel de Amor y Luz.

Estás en mi corazón, en mi alma. Eres Amado siempre.

Mamá

HONRO TU MEMORIA AMADO HIJO ADRIÁN TE ENVÍO LUZ Y AMOR

HONRO TU MEMORIA, AMADO HIJO ADRIÁN
Hijo mío te estoy recordando
La palabra "recordar" viene del latín, "recordar", formando re (de nuevo) y cordis (corazón) ❤Recordar quiere decir mucho más que tener a alguien presente en la memoria.
Significa "volver a pasar por el corazón" ❤Si yo te digo hijo mío, que te estoy recordando, te estoy diciendo que te estoy volviendo a pasar por mi corazón.

En todo el mundo, el encender una vela es un gesto sagrado

EN TU MEMORIA MÍ AMADO HIJO ADRIÁN.

COMENZAR: ENCENDER VELAS

GRACIAS

BENDICIONES

GRACIAS A TOD@S POR COMPARTIR

HIJO MIO ADRIAN. ERES AMADO

Te envío Luz y Amor. Eres amado siempre.

BENDICIONES

❤☀❤☀❤☀❤❤❤☀❤☀❤☀❤

“Perdónate por no saber lo que no sabías antes de aprenderlo

Adrián hijo mío amado, eres Luz y Amor puro y verdadero.

La mariposa misma es el cambio, es un ser que mediante un duro esfuerzo atraviesa una larga y lenta metamorfosis para convertirse de oruga a mariposa. La mariposa es entonces un símbolo de evolución, de belleza, de gracia, de la naturaleza y de la vida misma, pasa de arrastrarse en la tierra a tocar el azul del cielo con una sensación de libertad y ligereza, su capacidad de transformación encarna los cambios, evolución y potencialidades del ser.


Bendiciones

Seguimiento a través de Google

Compañeros de ruta: Gracias por compartir

Para traducir el Blog a otro idioma

Bendiciones


La Transformación de mi hijo, me esta transformando a mi. Mi Amor puro y verdadero. Mi Ángel de Amor y Luz.
Mostrando entradas con la etiqueta Mi hijo y yo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mi hijo y yo. Mostrar todas las entradas

martes, 6 de noviembre de 2018

Gracias hijo mio Adrián.


Gracias hijo mio Adrián, por haberme amado hasta el día de tu partida...
Y sé que me amarás hasta el día que nos volvamos a ver y más allá...
tu eres mi amor puro y verdadero, mi Ángel de Amor y Luz.
Mamá

sábado, 3 de noviembre de 2018

Carta de mi hijo Adrián desde el Cielo

Hoy hace 1 año y once meses de la transición de mi amado hijo Adrián


Recibo su carta...

Mamá querida,  estoy contigo, velo por ti, te cuido. Tranquila, estoy contigo. 

En lo más intimo de tu ser, tu creaste un mundo especial para mí, un mundo de alegría, de amor...  todo lo que una buena madre  puede sentir,  lo compartiste conmigo.

Sentí el latido de tu corazón y tu espíritu dándome un lugar seguro,  protegiéndome y preparándome para lo que vendría después.

Me enseñaste y me diste lo mejor de ti. Tuve una vida, la que necesitaba para aprender y evolucionar, enseñar y  compartir. 


Cuando termino mi aprendizaje, tuve que marchar, hice mi transición al Paraíso o Cielo.

Se lo que has sufrido y sufres, el dolor que sientes por mi ausencia física.
Se que piensas en mi constantemente, durante el día, durante la noche, en tus sueños, en tu vida cotidiana, al entrar a mi cuarto "vacío", sabiendo que jamás estaré allí... Pero estoy en tu corazón, en tu alma, siempre estaré ahí, contigo. Lo sabes....


Quiero que sepas que donde estés, siempre estarás conmigo...

Tu amor fue el primero y más importante para mí, la primera alegría, y también tu  alma, la primera que por siempre conoceré. 

Tú me has dado el valor y el ánimo para continuar mi viaje.

Espero poder hacer lo mismo por ti.
El latido de tu corazón siempre me llamara hacia a ti.
Tu alma y mi alma están unidas. 

Te quiero mami. Te quiero mamá.

Me dices: Nadie más conocerá la fuerza y el poderío de mi amor por ti. Después de todo, eres el único que conoce cómo suena mi corazón desde dentro. Y así es.
Me dices que soy tu Ángel de Amor y Luz y tu amor puro y verdadero. 
Y así es.  Soy tu Ángel de Amor y Luz.  Soy tu amor puro y verdadero. 

Mamá. Gracias por ser parte de mi y yo de ti. Eres amada y guiada.
Besos y abrazos de luz.
Tu hijo, que te cuida, guía  y ama. Amor puro y verdadero.
 Adrián.

viernes, 12 de octubre de 2018

Mi hijo amado Adrián.

 El amor de la Madre significa dicha, paz, aceptación, protección, no hace falta conseguirlo. Lo sientes...
No tiene el mundo un lugar más protector y cariñoso, como un niño en el regazo de su madre.

 Honro tu memoria amado hijo Adrián. 


miércoles, 10 de octubre de 2018

Mi hijo y yo, su madre

Honro tu memoria mi amado hijo Adrián.
"El amor de una madre no contempla lo imposible."
Como actúa una madre:
 Una madre actúa de forma amorosa 
Si te rechazo, me perdonas. 
Si me equivoco, me acoges.
Si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta. 
Si estoy feliz, celebras conmigo.
 Si estoy triste, no sonríes hasta que me hagas reír.
 Eres mi amiga incondicional. 
"En el corazón de una madre  siempre encontrarás el perdón." 
Jamás en la vida encontraréis amor mas puro y verdadero,  ternura mejor, más profunda, más desinteresada ni verdadera que la de vuestra madre.
No existe la Madre perfecta, pero hay un millón de maneras de ser una buena Madre
Bendiciones




martes, 9 de octubre de 2018

Recordar ...


Honro tu memoria mi amado hijo Adrián.
Hijo mio te estoy recordando

La palabra "recordar" viene del latín, "recordar", formando re (de nuevo) y cordis (corazón).
Recordar quiere decir mucho más que tener a alguien presente en la memoria. 
Significa "volver a pasar por el corazón".
 Si yo le digo a alguien que lo estoy recordando, le estoy diciendo que lo estoy volviendo a pasar por mi corazón. 

viernes, 14 de septiembre de 2018

Hijo mio Adrián.

Que como puedo seguir "adelante"....después de tu partida amado hijo mío Adrián...?
Tu lo sabes...el esfuerzo que hago momento a momento, Por ti...Por que se que es eso lo que tu quieres. Pero mi corazón mi Todo, está contigo, no sé quién soy en estos momentos....Contigo se fue mis esperanzas, mis ilusiones...
Ahora, sobre vivo por tu recuerdo, por nuestra perrita Susy. Y pido respuestas que van llegando,  para entender ¿porque?....

Es un dolor tan Doloroso... es algo que nunca había sentido...

Tu eras mi mundo, mi sol, mi vida, mi dulzura, mi Todo.
Siempre estás en mis sentimientos, en mis pensamientos,en mi alma. Eres mi amor puro y verdadero. 
Ahora eres mi Ángel de Amor y Luz.

Llegan respuestas.
Eres amado siempre.
Te amo, mi amor puro y verdadero,  hasta el infinito y más allá. 
Mamá. 

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Para Ti, mi hijo amado Adrián


Honro tu memoria mi amado hijo Adrián. 

Amado hijo

Han pasado 1 año, nueve meses y 2 días, desde que te fuiste y hiciste tu transición. Cada día que pasa se hace más duro, la añoranza que siento  se hace casi insoportable, añoro tu presencia, tus abrazos, tus risas, tu sonrisa.

Tu partida fue inesperada…fue tan duro, desde el primer día te encuentro tanto a faltar…

Esta añoranza, este vacío que siento lo llevare toda mi vida conmigo.
Este vacío que siento no lo podrá llenar nada ni nadie, durante el tiempo que viva.

La partida de un hijo,  es algo inimaginable, no crees que algo así pueda ocurrir. Es algo inaceptable. Te me adelantaste…

Aunque no te hubieras ido ese día, te hubiese pasado igual de alguna otra manera, porque todos tenemos un destino, desde el día que nacemos ya está marcado, te tenías que ir, pero para mi ha sido demasiado pronto, no lo comprendía, no entendía ¿porque?, pero ahora hay momentos que lo entiendo…Pero cuesta...te hecho tanto de menos.
Tú tenías que realizar una labor y por  lo que sea ya la has realizado y ahora me estas ayudando a comprendedlo…gracias hijo mío.  Mi amor puro y verdadero.

Después de mucho pensar y sentir, he llegado a la conclusión de que toda nuestra vida tiene un sentido, que todo lo que hacemos está correlacionado que no hacemos nada por que si, todo tiene consecuencias relacionadas entre si, todo lo que hacemos y decimos tiene una repercusión en nosotros y en otras personas,  en otros lugares.

Desde tu partida, mi vida ha cambiado por completo, ya no soy la misma, mi forma de pensar ya no es igual, cada día que pasa digo: 
Uno más  y uno menos para estar contigo hijo mío Adrián. 
Sé que cuando me llegue la hora y haga la transición, me reuniré contigo, sé que me estás esperando, porque donde estás es mucho mejor que esta vida en la tierra, que es un  momento pasajero y luego estaremos juntos para siempre.
Cuando “morimos “, cuando hacemos la transición, dejamos nuestro cuerpo material (la envoltura) en la tierra, pero nuestro Yo, (espíritu, o como queramos llamarlo, eso) es lo que somos, es la verdadera Vida, eso nunca muere, por lo tanto hijo mío, cuando haya cumplido mi cometido nos volveremos a reencontrar, hasta pronto hijo amado Adrián.

Eres amado siempre, mi amor puro y verdadero. Mi ángel de amor y luz.
Mamá
Maria Ros Arriero

sábado, 11 de agosto de 2018

El duelo y el amor

En tu memoria mi amado hijo Adrián. 
Eres amado, siempre.

Solo las personas capaces de amar intensamente pueden sufrir un gran dolor, pero esta misma necesidad de amar sirve para contrarrestar sus duelos y las cura.

Leo Tolstoy

domingo, 29 de julio de 2018

Cómo es perder a un hijo

Honro tu memoria, mi amado hijo Adrián

 

No sabía si podría sobrevivir: cómo es perder a un hijo

Tres madres hablan sobre el duelo y sobre cómo crear redes de apoyo tras la muerte de un hijo.

Hace poco leí Smoke Gets in Your Eyes: And Other Lessons from the Crematory (El humo ciega tus ojos: y otras lecciones aprendidas en el crematorio), escrito por la defensora de la muerte, la escritora Caitlin Doughty. Las escenas sobre el desecho de los cuerpos no me molestaron, incluso cuando hablaba sobre el moho acumulado sobre los rostros de los cadáveres, pero hubo una escena del libro que no me dejó dormir aquella noche: cuando era una niña, Doughty fue testigo de la muerte de otra niña que jugaba en las escaleras mecánicas de la segunda planta de un centro comercial. La madre de aquella niña se vio obligada a observar todo aquello.
Como mujer de 28 años a la que por fin ya no aterroriza la idea de tener hijos, aquella imagen me impactó profundamente. "Por desgracia, la muerte es parte de la vida, pero nadie nos cuenta nada sobre el duelo y la pérdida o sobre cómo procesarlos hasta que no nos hallamos en medio de la experiencia", explicó a Broadly Cadmona A. Hall, Doctora en filosofía y terapeuta matrimonial y familiar especializada. "Una de las principales cosas que hago desde el principio es explicar a mis pacientes que no se están volviendo locos y que lo que experimentan es normal. Esa parte es importantísima, no existe una forma correcta o incorrecta de expresar el duelo", afirma Hall.
Hall comprende que perder a un hijo es un tipo muy específico y cruel de pérdida. "Una de las características propias de perder a un hijo es que siempre está presente el sentimiento de culpa", explica. "El papel de los padres es que sus hijos estén presentes, en este mundo, sanos y felices, de modo que independientemente de las circunstancias, las madres con frecuencia sienten que han fallado como tales. Es una inmensa carga para ellas". Hall añadió: "Se trata de un mito que creo que escuchan muchas mujeres, que tener hijos sanos es lo normal, lo natural, pero la gente experimenta la pérdida con mucha más frecuencia de lo que pensamos. Lo que sucede es que les da miedo hablar de ello, o se sienten avergonzados".
Sin embargo, las mujeres sí hablan de ello, en comunidades online, en sus blogs y en libros. Para saber más cosas acerca de la experiencia de perder a un hijo, hablé con tres mujeres que habían sufrido esta devastadora pérdida y que están utilizando internet para conectarse con otras madres en su situación. "Esa es una de las ventajas de la tecnología, que puedes expresar tus sentimientos en un blog", afirmó Hall. "Ser capaces de conectar con otras personas ayuda a quienes han tenido una pérdida similar o les permite recibir mensajes de personas que les dicen 'Eh, estoy pensando en ti, te estoy enviando pensamientos y deseos positivos'. Para ellas es importante saber que no están solas". 
Una de las características propias de perder un hijo es que siempre está presente el sentimiento de culpa
Mandy Hitchcock es "escritora, abogada en proceso de recuperación, superviviente del cáncer y una persona que cree que saber 'qué quieres hacer cuando seas mayor' es una chorrada como un piano". Tras vencer al cáncer y vivir un doloroso divorcio volvió a casarse, tuvo una hija y ya comenzaba a acomodarse en la vida familiar cuando Hudson, su hija de 17 meses, falleció a causa de una infección repentina. Ha compartido su experiencia de pérdida en medios como el Washington Post. Angela Miller es escritora, oradora y defensora del duelo. Es autora de You Are the Mother of All Mothers: A Message of Hope for the Grieving Heart (Tú eres la madre de todas las madres: un mensaje de esperanza para el corazón afligido) y directora ejecutiva y fundadora de la comunidad de apoyo para el duelo A Bed For My Heart (Una cama para mi corazón). Su hijo falleció de repente cuando solo era un bebé. Kelly dirige su propia editorial, así como el blog Chasing Dragonflies(Persiguiendo libélulas), donde habla del duelo, la familia y la muerte de su hija Abigail (Abi), que falleció a los 12 años a causa de una repentina hemorragia cerebral. Las tres nos hablaron sobre el dolor de perder a un hijo, la importancia de permitirse a una misma experimentar el duelo y la sanación que han encontrado a través de la escritura y de conectar con otras madres que también han sufrido la pérdida de un hijo.

BROADLY: Cuando tu hija enfermó, ¿sucedió rápidamente?Mandy Hitchcock: Sí, fue extremadamente rápido y extremadamente inesperado. Era una niña pequeña normal, con todas sus vacunas al día y con resfriados ocasionales, como todos. Le subió la fiebre un domingo, le diagnosticaron meningitis bacteriana en urgencias el lunes y el martes entró en coma para no volver a despertar. Dos días más tarde se declaró su muerte cerebral y le retiraron las máquinas que mantenían su cuerpo con vida.
Has pasado por mucho, ¿cómo es tu vida ahora?Tengo dos hijos más, de cuatro y de dos años. Trabajo desde casa como abogada a tiempo parcial, lo que me permite tener tiempo suficiente para escribir y me da flexibilidad para pasar más tiempo con mis hijos. Publico ensayos sobre maternidad, duelo, pérdida y supervivencia al cáncer en publicaciones de diversa importancia y mientras tanto reviso unas memorias sobre mi vida tras la muerte de mi hija y sobre mi tratamiento para el cáncer dos años después. No es la vida que había imaginado llevar y hay muchísimas cosas que me gustaría que fueran diferentes, pero he aprendido a estar agradecida por lo que tengo incluso mientras lloro la ausencia de mi hija.
¿Me explicas más cosas sobre tu carrera como escritora? ¿Cómo te ha ayudado en tu proceso de duelo?Empecé a escribir en serio después del fallecimiento de mi hija, cuando creé un blog que me ayudara a procesar todo lo que estaba experimentando. No tenía ni idea en aquel momento de lo increíblemente terapéutico que sería para mí, pero todavía fue una sorpresa mayor saber que también estaba ayudando a muchas otras madres. Empecé a ver la escritura como otra forma de honrar la memoria de Hudson, a menudo digo que lo único que me aporta consuelo tras su muerte es saber que su vida todavía puede tener sentido, que todavía puede tener un impacto en los demás y en el mundo aunque físicamente ya no esté aquí. De modo que, si el hecho de que yo comparta mi historia ayuda a otras personas, creo que es la mejor manera de honrarla a ella y de hallar consuelo para mí.
BROADLYHáblanos de tu experiencia con la pérdida y el dueloAngela Miller: Hace siete años experimenté la peor pesadilla de toda madre: la muerte de mi hijo. No hay nada que te prepare para el horror que supone perder a un hijo, a partir de entonces mi vida quedó dividida para siempre entre antes y después. Mientras siga respirando seguiré llorando y amando a mi hijo con toda el alma. Jamás llegará el día en que no piense en quién se habría convertido mi hijo, qué aspecto tendría y cómo estaría entretejido dentro del tapiz de mi familia. Ojalá la gente pudiera entender que el dolor dura para siempre, porque el amor también dura para siempre; que la pérdida de un hijo no es un evento puntual, sino una pérdida continua que se desarrolla minuto a minuto a lo largo de toda la vida.
Aprender a vivir sin mi hijo es un tipo de tortura que no desearía ni a mi peor enemigo. Siempre habrá un hueco en mi corazón del tamaño y la forma de mi hijo, nada cambiará eso jamás. El amor y el dolor que siempre sentiré por él son inconmensurables. He tenido que aprender a sobrevivir y también a vivir de nuevo, tanto por mí misma como por el recuerdo de mi hijo. Espero vivir de un modo que le haga sentir orgulloso y que deje un legado duradero en su honor.
La pérdida de un hijo no es un evento aislado, es una pérdida continua que se desarrolla minuto a minuto, a lo largo toda la vida
¿Cómo te ha ayudado con tu propio duelo el hecho de conectar con otras personas y crear un refugio seguro donde hablar de esta experiencia?Conectar con otras personas que han experimentado la pérdida de un hijo me salvó la vida. No recibí demasiado apoyo durante los primeros años de duelo y recuerdo aquellos años como los más horribles de mi vida. Nunca me había sentido tan sola, no sabía si podría sobrevivir. El dolor era insoportable, respirar parecía imposible, todo mi mundo tal y como lo conocía quedó destruido. De verdad que no hay palabras para describirlo. Una vez que fui por fin capaz de salir arrastrándome de las profundidades de la desesperación supe que quería crear un refugio seguro para otra gente, para que nadie sufriera en soledad como me había pasado a mí. De este modo nació A Bed For My Heart. Ayudar a otros me ha ayudado a sanar mi propio corazón de formas que nunca había imaginado.
¿Qué consejo darías a otras madres que experimentan la pérdida de un hijo para ayudarlas a seguir adelante y no perder la fe o la esperanza en el mundo?Date permiso para llorar, sentir pena y gritar, durante el tiempo que necesites. No hay un plazo establecido para el dolor, no hay mapa, no hay formas correctas o incorrectas de sentir aflicción. Tú y solo tú decides cómo sobrevivir a esta tragedia. Date permiso para recordar y honrar a tu hijo de la forma más significativa para ti y cuando estés lista, date permiso para encontrar una finalidad, un motivo por el que merezca la pena vivir otra vez..

BROADLY: Háblanos de tu familia.Kelly: Estoy casada con Mark desde hace 17 años. Nos casamos en 1999 y tuvimos a nuestra primera hija, Abi, en 2000. Tiene una hermana, que ahora tiene 13 años, un hermano de 8 y otro de 2. Estamos esperando una niña en mayo.
¿Cómo era Abi?Abi era una niña feliz y llena de energía, siempre estaba dispuesta a involucrarse en cosas y nos enseñó cómo aprovechar la vida al máximo. Su pérdida tuvo un gran impacto en la familia. Además de muy inteligente, era una gran nadadora y acababa de conseguir el cinturón negro de Kung Fu cuando murió. Estaba en forma y casi nunca enfermaba, por lo que su colapso fue un auténtico shock para nosotros. Era una persona comprometida y adoraba a su hermana y a su hermano. Llevaba seis meses en secundaria cuando murió. Cayó en coma de repente estando en casa y nunca se despertó. Dijeron que era muy raro sufrir una hemorragia a esa edad y en el lugar donde se produjo (el tronco cerebral).
¿Cómo ha cambiado tu vida desde el fallecimiento de Abi?A efectos prácticos, nuestra vida en realidad no ha cambiado gran cosa teniendo en cuenta lo que pasó. Seguimos viviendo en la misma casa, nuestros hijos van a los mismos colegios, nosotros trabajamos en lo mismo... Puede que suene simple, pero conozco a varios padres en duelo que han cambiado todas estas cosas tras su pérdida. En nuestro caso, lo que más ha cambiado somos nosotros mismos. Somos más pacientes y más conscientes de las necesidades de nuestros hijos, vivimos con miedo a que vuelva a suceder —o, de hecho, de que pase cualquier cosa—. Nos tomamos la vida con más calma y disfrutamos de las pequeñas cosas. Tener un hijo un año después de la muerte de Abi fue un gran cambio y ha sido toda una bendición para nuestro hogar. Hemos encontrado la felicidad en él y se parece a Abi en muchas cosas. Sin embargo, escribí recientemente que aunque hay una gran actividad en casa con tres niños, seguimos echando de menos a Abi y su presencia. Fue nuestra primera hija, así que siempre ha estado con nosotros. Mi marido y yo hemos hecho una piña y nos hemos vuelto más fuertes desde que la perdimos. Aunque hemos tenido nuestros altibajos, hemos conseguido superarlos juntos. Además, mi fe personal ha aumentado desde la muerte de Abi, que es algo sobre lo que también escribo. Me cogió por sorpresa, pero ha resultado enormemente beneficiosa para mí.
¿Cómo te ha ayudado tu familia y el hecho de conectar con otras personas en tu proceso de duelo?Mi familia ha estado maravillosa. Me han brindado su apoyo y yo a ellos. Al principio conecté con un montón de madres de luto a través de mi blog y con algunas de ellas mantengo el contacto con bastante asiduidad. He conocido en persona a un par de ellas. Es fundamental saber que no estás sola y escribir sobre mi duelo y sobre las situaciones que suscita ha sido imprescindible para mi recuperación. En realidad ya no hablamos tanto acerca de la muerte de Abi, no lloramos muy a menudo y seguimos adelante con nuestras vidas, pero eso también significa que nos guardamos dentro mucho dolor y mucha ansiedad. La ansiedad que sentimos mi marido y yo ha aumentado enormemente desde la muerte de Abi, pero también sucede que mis dos hijos mayores temen a la muerte y a los médicos. Escribir me ayuda a compartir esos sentimientos ocultos y suscita conversaciones con mi familia o mis amigos más cercanos y también con desconocidas del otro lado del charco que están atravesando la misma situación. Me ayuda a sentirme un poco menos loca.
Fuente: https://broadly.vice.com/es/article/785ngd/perder-hijo-maternidad

miércoles, 25 de julio de 2018

Mi hijo amado Adrián

En tu memoria mi amado hijo Adrián
Eres amado
En tu memoria mi amado hijo Adrián

Lo que disfrutamos una vez profundamente no lo podemos perder nunca. Todo lo que amamos profundamente se convierte en una parte de nuestro ser.

Helen Kelle

sábado, 21 de julio de 2018

La muerte o transición de un hijo merece algo más que un duelo ....


 En tu memoria mi amado hijo Adrián

Merece la transformación de nosotras madres  en seres más conscientes, solidarios, amorosos y empáticos, más pendientes del dolor  de nuestro entorno... 

Quizás de esta manera podamos hacer algo positivo en Memoria de nuestros amados hijos, dándole un "sentido" a la partida de ese ser tan amado , que ya no está físicamente... pero está presente , quizás más que antes de su partida en nosotras hasta nuestro último latido...

Amado hijo mio Adrián, te hecho tanto de menos....
La muerte o transición  de un hijo  merece algo más que un duelo ....
En tu memoria, todo por ti. Te amo hijo,  mi amor puro y verdadero.
Siempre en mi corazón, en mi.
Mi Ángel de Amor y Luz
Eres amado siempre
Bendiciones



miércoles, 18 de julio de 2018

¿Existe el libre albedrío?


En tu memoria mi amado hijo Adrián
En 1970, el Dr. Benjamin Libet reconocido fisiólogo de la Universidad de California, realizó un experimento que originó un intenso debate acerca del problema del libre albedrío. Hasta el día de hoy estas investigaciones son la piedra de tranca para los que defienden la idea de que el hombre es dueño de sus acciones. El Dr. Libet conectó un electrocardiograma (EEG) a un grupo de voluntarios solicitándoles que movieran sus manos cuando ellos así lo desearan. Los EEG reportaron la activación en el cerebro de conexiones asociadas con esos movimientos. La sorpresa que arrojó este experimento fue que esas conexiones se registraron medio segundo “antes” del momento en que el sujeto decidía conscientemente iniciar el movimiento.
Estudios como estos se han repetido innumerables veces con los mismos resultados poniendo en evidencia cómo la “decisión” de iniciar el movimiento es tomada por el cerebro antes que nosotros la tomemos. Esto quiere decir que hay una inversión en la percepción del movimiento y la decisión misma: primero aparece la percepción del movimiento por parte del cerebro y luego la decisión, a diferencia de lo que se suponía de que primero surge la decisión conciente por parte del sujeto y luego la percepción del movimiento por el cerebro. Esto implicaría que los procesos neurológicos inconscientes son anteriores y preceden decisiones conscientes y totalmente espontáneas. Son éstos los que en realidad “causarían” los actos a voluntad. La decisión vendría a ser por tanto totalmente inconsciente a pesar de que nosotros creyéramos lo contrario.
Las implicaciones filosóficas de estos experimentos son importantes. Si esto es así como Libet demostró, si el cerebro ya ha tomado los pasos necesarios en iniciar una acción “antes” de que nosotros siquiera estemos conscientes del deseo de realizarla, los procesos inconscientes y no la conciencia, serían los verdaderos iniciadores de los actos volitivos por lo que no podríamos hablar de libre albedrío como tal.
Ante la controversia que estas conclusiones trajeron a raíz de estos experimentos Libet indicó que el único libre albedrío del que se pudiera hablar es el de la capacidad que tenemos de “vetar” la decisión del cerebro. Hasta cierto punto afirmó podemos evitar realizar la acción sugerida por el cerebro, por ejemplo cuando vetamos nuestro deseo de comernos un dulce apetitoso.
El problema con estas discusiones es que deben comenzar por clarificar cómo es o quién es este sujeto que toma las decisiones o si se puede en primer lugar hablar de un sujeto, de un “self” como tal. La idea del libre albedrío está directamente vinculada a la noción de sujeto, si no puede hablarse de un “self” no tiene sentido hablar de libre albedrío, no hay nadie que decida ni nada que decidir.
De cualquier manera estos resultados son un ataque contundente a la noción de libre albedrío. Los que defienden esta postura sostienen que el libre albedrío no es más que una ilusión. Creemos que decidimos cuando en realidad esta decisión ya fue tomada de antemano sin nuestro consentimiento. Como sostiene el Dr. Wegner de la Universidad de Harvard: “El libre albedrío es una ilusión, una ilusión muy persistente”, sostiene, comparándola con el truco del mago que ha sido visto una y otra vez. “A pesar de que sabemos que es un truco, caemos siempre en la trampa y nos dejamos engañar”.
Una vez Isaac Bashevis Singer comentando sobre el tema del libre albedrío dijo lo siguiente:
“Claro que creo en el libre albedrío. ¡No tengo otra opción!”


sábado, 7 de julio de 2018

Hijo mio Adrián, te hecho tanto de menos

Mi precioso hijo, mi amor puro y verdadero, Mi Ángel de Amor y Luz. Te amo siempre. 

Hoy 7-7-2018, es el día de mi cumpleaños....Yo solo pienso en ti, mi amado hijo Adrián. 
Solo quiero volver a estar contigo...Tu sonrisa lo iluminaba todo y daba alegría a mi ser, a mi corazón a mi  vida.







Por siempre eres amado


 Bendiciones

lunes, 11 de junio de 2018

Para mi hijo Adrián

Mi amado hijo Adrián, nació el día 10 de Mayo de 1985
Nunca supe cuánto amor podía sentir mi corazón, hasta que tuve a mi amado hijo Adrián.
Gracias hijo mio, por llegar a mi vida y hacerme feliz con tu Presencia



Hizo su transición el día 3-12-2016
Nadie más conocerá la Fuerza y el Amor de mi Amor por Ti. 
Después de todo, eres el único que conoce cómo suena mi corazón desde dentro. 
En tu memoria mi amado hijo Adrián. Mi Ángel de Amor y Luz. 
Adrián hijo mio eres amado
Mi Amor puro y verdadero
Mamá
Hijo mio Adrián. Te envío Luz y Amor
Te amo, mi amor puro y verdadero
Te extraño tanto.... estás en mi corazón siempre. 
Te amo, mi amor puro y verdadero. 
Mi Ángel de amor y Luz.
Bendiciones 
♥♥♥ƸӜƷ✿♥♥♥

En tu memoria mi amado hijo Adrián.
Honro tu memoria hijo mio
Eres amado siempre



Eres amado

Gracias a tod@s por compartir
♥♥♥ƸӜƷ✿♥♥♥